São Paulo,  
Busca:   

 

 

Drogas Ilícitas

 

Colômbia: apreeensão recorde de 13,3 toneladas.

Por EL TIEMPO- Colômbia

13,3 toneladas de cocaína pertencentes aos paramilitares.


JORNAL EL TIEMPO (17/5/2005). Las autoridades incautaron 13,3 toneladas de cocaína en zona rural de Tumaco (Nariño).

Según la Policía, el alijo, avaluado en $812.500 millones, es producto de una asociación en ese departamento ente las autodefensas y las Farc.

A través de esta “alianza comercial”, los grupos ilegales envían los cargamentos de cocaína a los mercados negros de Estados Unidos y Europa.

Así lo aseguró ayer el general Jorge Daniel Castro Castro, director de la Policía Nacional, al dar cuenta de la incautación, en una operación conjunta con la Armada Nacional.

“Es la incautación más grande que se haya producido en tierra en una sola acción en toda la historia”, apuntó Castro.

El decomiso de la droga, avaluada en cerca de 325 millones de dólares, se produjo la tarde del pasado jueves en una caleta sobre la desembocadura del río Mira de Nariño.

Castro y el almirante Mauricio Soto, comandante de la Armada Nacional, coincidieron en afirmar ayer en una rueda de prensa en Bogotá que las Farc y los grupos de autodefensas llevaban la cocaína hasta ese centro de acopio y que habían conformado un “consorcio” para tal fin.

“La caleta física pertenecía al bloque Libertadores de las autodefensas, pero allí había cocaína del frente 29 de las Farc y de narcotraficantes del norte del Valle”, dijo a EL TIEMPO el oficial de la Dirección Central de Policía Judicial (Dijín) que dirigió la operación.

Según la información suministrada por la Policía, la organización de Wenceslao Caicedo, ‘W’, recogía la droga en la caleta y se encargaba de transportarla a los mercados internacionales, a través de Centroamérica.

Caicedo fue capturado en Manta (Ecuador) a finales de marzo pasado por las autoridades de ese país, con la colaboración de la Dijín.

Infiltrados en Nariño.

La operación de las autoridades comenzó la primera semana de febrero, cuando a la sede de la Dijín en Bogotá llegó información sobre movimientos anormales de precursores químicos y de lanchas rápidas en la desembocadura del río Mira, en Nariño.

Dos investigadores se trasladaron a la zona de Llorente y Tumaco y se infiltraron como trabajadores de la industria pesquera.

Tras comprobar, mediante visitas y testimonios, que en la desembocadura del río Mira se estaba fraguando un gran negocio de narcotráfico, dieron aviso a sus superiores en Bogotá, que de inmediato envío a la zona sofisticados equipos de inteligencia y apoyo humano.

La semana pasada, a través de interceptaciones de comunicaciones a las autodefensas y a la guerrilla, la Policía y la la Armada supieron que se iba a hacer un gran envío de cocaína en algún estero del Mira.

“Estaban esperando que la marea y las condiciones climáticas los favorecieran. Mientras tanto iban acumulando la droga. Nosotros creíamos que eran como 6 toneladas”, aseguró el oficial de la Dijín.

En la noche del miércoles, los dos investigadores que estaban infiltrados avisaron a sus compañeros que el envío se iba a hacer al atardecer del jueves, a unos 30 kilómetros al sur de Tumaco, justo en el área por donde circulaban los botes con los insumos.

En la madrugada del jueves un comando de 200 hombres de la armada y la Policía llegó, luego de dos horas de viaje por mar y río, hasta el lugar y se encontró con 13,3 toneladas de cocaína embarcada en cinco lanchas rápidas.

La droga estaba empacada en bolsas plásticas con diferentes logos como dragones y los símbolos de reconocidas marcas de tenis.

También hallaron un astillero y os elementos necesarios para la fabricación de botes, lo mismo que motores fuera de borda.

Cinco personas fueron detenidas y además se incautó armamento y equipos de comunicación.

Bonanza cocalera.

El coronel Óscar Naranjo, director de la Dijín, dijo que la gran cantidad de cocaína en ese punto se debe a que en Nariño se están dando todas las etapas del narcotráfico, es decir, desde la siembra de la mata hasta el envío final, pasando por toda la cadena de producción.

“Las fumigaciones en algunos departamentos trasladaron los cultivos a Nariño, que además por sus características geográficas facilita las labores ilegales de los contrabandistas de precursores químicos y los narcotraficantes”, apuntó Naranjo.

El pasado martes, el gobernador de Nariño aseguró que en el departamento había 60.000 hectáreas de cultivos de coca, 50 mil más de las que creía a comienzos de año E.U. y la Policía Nacional.

Casos en el extranjero.

La policía costarricense capturó en dos operativos a 11 personas que conformaban igual número de bandas de narcotraficantes, y decomisó 111 kilos de cocaína y 390 kilos de marihuana. De otro lado, la policía panameña incautó 200 kilos de cocaína a un grupo de colombianos que transportaba la droga en Ciudad de Panamá.

En Costa Rica, oficiales capturaron en una primera acción a seis colombianos que portaban 47 kilos de cocaína y viajaban por la carretera Braulio Carrillo. Posteriormente, detuvieron en la misma carretera a otro grupo de narcotraficantes que llevaba marihuana y 64 kilos de cocaína.

En Panamá, por su parte, el fiscal primero de drogas, Patricio Candanedo, dijo que el decomiso de droga se logró el jueves en un sector de la capital, donde fueron detenidos siete colombianos.

REDACCIÓN JUSTICIA.


Assuntos Relacionados
© 2004 IBGF - Todos os direitos reservados - Produzido por Ghost Planet