São Paulo,  
Busca:   

 

 

Drogas Ilícitas

 

NOVA EXTRADIÇÃO: chega aos EUA o narcotraficante MIGUEL OREJUELA, fundador e operador com o irmão, GILBERTO OREJUELA, do CARTEL DE CÁLI.

Por IBGF/WFM

No final da tarde de sábado, 12 de março de 2005, chegou a Miami, extraditado da Colômbia, o número 2 do Cartel de Cáli, Miguel Rodriguez Orejuela

Miguel, de 61 anos de idade, é o irmão de GILBERTO RODRIGUEZ OREJUELA ( o número 1 do Cartel desmantelado), que jé está nos EUA, desde 4 de dezembro de 2004, para responder a processos por tráfico internacional de cocaína e lavagem de dinheiro das drogas perante as Cortes de Miami e Nova Iorque (veja matérias sobre a sua extradição e problemas jurídicos no site do IBGF).

Com a extradição de Miguel, apelidado de El Señor"sobem a 225 o número de extradições de colombianos para os EUA, sob acusações de narcotráfico e terrorismo.

.....

JORNAL EL PAIS-CÁLI-COLOMBRIA: TRANSCRIÇÃO.

Miguel Rodríguez Orejuela llegó a EE.UU.

www.elpais.com.co-Resumen de Agencias

Estados Unidos lo requiere por narcotráfico.

La solicitud de extradición, enviada por el gobierno de Estados Unidos fue avalada por la Corte Suprema de Justicia el pasado 23 de febrero de este año y ordenada el 1 de marzo por el gobierno colombiano.

Miguel no podrá ser juzgado por delitos cometidos antes del 17 de diciembre de 1997, ni condenado a pena de muerte, cadena perpetua o sometido a tratos crueles e inhumanos, determinó la Corte Suprema al emitir su concepto favorable al trámite administrativo.

Sobre los cargos que se le atribuyen a ‘El Señor’, el alto tribunal señaló que no podrá ser procesado en Estados Unidos por los delitos de concierto para obstruir la justicia y eludir las prohibiciones especificadas por el gobierno estadounidense, pues estos delitos no están contemplados en Colombia.

Miguel Rodríguez Orejuela llegó hoy por la tarde a Florida, donde enfrentará cargos por narcotráfico junto a su hermano, Gilberto, jefe del grupo, extraditado el pasado mes de diciembre.

Imágenes de la televisión mostraron a Rodríguez Orejuela mientras se bajaba poco después de las 6:00 p.m. de un pequeño jet en el aeropuerto de Opa Locka, al norte de Miami.

Luego fue conducido por agentes del Departamento Estadounidense Antidrogas, DEA, hasta las oficinas de la Aduana en el terminal, y de ahí entró en una camioneta negra que salió escoltada por un importante dispositivo de seguridad rumbo a Miami.

Rodríguez Orejuela iba vestido de camisa azul y pantalones negros, esposado pero sin grilletes, como suelen estarlo los presos federales.

El capo deberá comparecer a una audiencia inicial el lunes ante un magistrado del tribunal federal de Miami.

"Los narcotraficantes en todas partes están sobre aviso de que ya no pueden utilizar la geografía o el paso del tiempo para evadir la justicia", dijo en un comunicado el jefe de los fiscales federales del Distrito Sur de Florida, Marcos Daniel Jiménez.

GILBERTO: o cabeça do Cartel de Cáli.
Por su parte, la administradora de la DEA, Karen P. Tandy, dijo que este era un "gran día" para los ciudadanos colombianos y estadounidenses, y que el narcotraficante "ahora enfrentará a la justicia (...) donde le responderá a los ciudadanos norteamericanos que sufrieron el envenenamiento implacable de nuestros vecindarios".

Miguel Rodríguez Orejuela, de 61 años de edad, es el menor de sus hermanos y está considerado la mano derecha de Gilberto, el jefe del cártel.

SOBRE MIGUEL OREJUELA- EL PAIS.

Otras Notas.

Quién es Miguel Rodríguez:

Él no está dispuesto a colaborar": Aydé Rodríguez

Miguel cayó en poder de las autoridades en agosto de 1995, en el marco de una ofensiva antinarcóticos que dos meses antes había conducido a la captura de Gilberto. La Justicia norteamericana los acusa de conspiración para importar y distribuir cocaína, y por lavado de dineros del narcotráfico.

En Miami se le confiscaron a la organización casi 50.000 kilos de cocaína y 15 millones de dólares.

INVESTIGACIÓN

Los cargos atribuidos en su contra por un juez federal del Fort Lauderdale, en La Florida, fueron formulados a partir de una investigación realizada por el agente de la DEA, Edward Kaseroski, en la que concluyó que los capos sobornaban a los guardias de la Penitenciaria La Picota, en Bogotá, La Modelo y la Penitenciaria de Palmira, donde estuvieron recluidos, para continuar con sus actividades ilícitas.

También se comprobó que el clan de los Rodríguez Orejuela tenían en sus celdas sofisticados equipos de comunicación, recibían visitas permanentes y la guardia le permitía recibir correspondencia.

Las investigaciones dejaron al descubierto que los Rodríguez Orejuela y sus más cercanos colaboradores, almacenaban hasta diez toneladas de la droga en una caleta subterránea que había sido adecuada en una casa ubicada en la Calle 43 norte con Carrera 2 este, en Cali. Esta complejo fue descubierto por la Policía en julio de 2002.

Las informaciones que permitieron localizar la caleta, fueron obtenidas por agentes de la DEA y autoridades colombianas a través de la interceptación de comunicaciones a los hermanos Rodríguez Orejuela. En ellas, supuestamente los capos coordinaban las rutas para el envío de los millonarios cargamentos a través de vías marítimas y aéreas.

De acuerdo con los testimonios rendidos a la DEA por cuatro ex narcotraficantes, entre ellos Julio Ciprano Hocken y Fernando Flores, la droga era embarcada en Buenaventura y después transportada en lanchas rápidas y barcos pesqueros hasta el puerto de Mazatlán, México. Un puerto de vocación comercial, pesquera turística, localizado en la costa noroeste de la República mexicana, al sur del estado de Sinaloa. Este puerto registra un importante movimiento internacional de cruceros que lo conectan con puertos de la costa occidental centroamericana y los Estados Unidos.

Una vez ingresaba al puerto, la cocaína era transportada en embarcaciones hasta San Isidro, California, Laredo o Bronsville, Texas. La cocaína también salía por vía aérea de Colombia haciendo escala en la Isla de San Andrés.

Los efectivos de la agencia estadounidense antidrogas, DEA, comprobaron que el Cartel de Cali, envió desde 1995 hasta el 2002 grandes cantidades de droga.

La acusación emitida el pasado 22 de enero de 2004 contra Miguel Rodríguez, que agrupa la de Gilberto, su hermano, y la de William Rodríguez Abadía, su hijo, también los sindica del delito de lavar cerca de mil millones de dólares que habían sido obtenidos en el negocio del narcotráfico.

Los Rodríguez y otros miembros de su organización, afirma la acusación, "efectuaron transacciones financieras entre 1982 y febrero de 2004, para camuflar las ganancias obtenidas del tráfico ilegal de 30 mil kilogramos de cocaína".

Agrega que los Rodríguez inscribieron sus propiedades a nombre de terceros y familiares para eludir el control de las autoridades. Seis años después, en octubre de 1995, crearon varias empresas en Venezuela, Perú, Ecuador, Costa Rica, Panamá y España tales como drogas la rebaja, que fueron incluidas en la denominada Lista Clinton.

Por estos hechos, las Cortes de Nueva York y la Florida acusaron a Miguel por los delitos de concierto para importar cocaína a Estados Unidos, concierto para poseer cocaína con la intención de distribuirla y concierto para lavar activos.


Assuntos Relacionados
© 2004 IBGF - Todos os direitos reservados - Produzido por Ghost Planet